Si quieres información sobre las puertas correderas de cristal y sus precios te interesará conocer algo sobre las labores de mantenimiento. En caso afirmativo, sigue leyendo este nuevo post de nuestro blog. 


Todas las operaciones de mantenimiento como el ajuste, la limpieza, la reparación o la actualización han de hacerse obviamente con la puerta parada. Si son automáticas hay que desconectar el sistema de alimentación eléctrica. De todas formas, las puertas de Maviglas disponen de un sistema antidescarrile. Si esto falla ponte en contacto con profesionales y no te aventures a tratar de solventar tú el problema porque, como se dice popularmente, puede ser peor el remedio que la enfermedad.


Nunca elimines ni inhabilites ninguno de los topes de seguridad instalados que van al final de la puerta corredera. Tampoco aflojes los rodillos de guiado ni los elimines. Si observas alguna anomalía en alguno de los componentes de la puerta como rodillos o ruedas, llámanos. Además de darte información sobre nuestras puertas correderas de cristal y sus precios acometeremos su reparación. Si algo no va bien procura no abrirla ni cerrarla hasta que le echemos un vistazo. Por último, es recomendable seguir unas pautas de mantenimiento concretas. Por ejemplo, verificar regularmente que la puerta abre y cierra con facilidad. También hay que mantener las guías libres de polvo y demás obstáculos. Revisa sobre todo los topes físicos y la guía inferior. Si se tratase de una puerta motorizada habría que vigilar también que en la zona no hubiese humedad, muy peligrosa si la puerta se vale de un sistema eléctrico.